ACTO POR EL PASO A LA INMORTALIDAD DEL GENERAL JOSÉ DE SAN MARTÍN

,

ACTO POR EL PASO A LA INMORTALIDAD DEL GENERAL JOSÉ DE SAN MARTÍN

[smartslider3 slider=»74″]
[smartslider3 slider=»66″]
[smartslider3 slider=»65″]

La Municipalidad de General Pico llevó a cabo esta tarde el homenaje en conmemoración del 172° aniversario del fallecimiento del gran libertador de nuestra patria, ocurrido el 17 de agosto de 1850.

El acto se realizó en la explanada municipal y se hicieron presentes la intendenta municipal, Fernanda Alonso; representantes del Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas “Alberto Amesgaray”; la diputada provincial, Lilia Ana Caimari; el 2º Jefe del Regimiento de Caballería de Tanques 13, Mayor César González; concejalas y concejales; funcionarias y funcionarios municipales; autoridades militares, policiales y de seguridad; delegaciones escolares y público en general.

El himno Nacional Argentino y la puesta musical homenaje estuvieron a cargo de las y los integrantes de los espacios estables de la Dirección de Educación y Cultura, quienes además, interpretaron junto a sus profesores la chacarera “Salamanquera” y la «Marcha de San Lorenzo».

Las palabras en honor a José de San Martín estuvieron a cargo del director de Desarrollo Cultural, Matías Rach, quién detalló: “¿Quién construye la Nación? ¿Quién construye la Patria? ¿Quiénes son los hombres y mujeres que se rebelan, que trabajan, y que forjan el camino para todos? La historia sólo recuerda un puñado de nombres, a los que se hicieron grandes a fuerza de voluntad, de principios y de una convicción férrea de estar haciendo lo correcto. La historia los convierte en una imagen de todo aquello a lo que deberíamos aspirar.

El General Don José de San Martín y la Generala Juana Azurduy son entre todos los nombres de nuestra historia aquellos que llevan el título de héroe y heroína, sin ningún tipo de discusión.

Estamos hoy aquí, porque sabemos del Libertador de América, Padre de la Patria, conocemos su gesta y su sacrificio. En Perú lo recuerdan como el Fundador de la Libertad, el Generalísimo de las Armas y el Protector del país. En toda América es recordado: calles, plazas, infinidad de espacios llevan su nombre. Es, sin dudas, uno de los hombres que construyó la patria.

Y lo hizo cuando aún éramos un puñado de voluntades sin nombre, sin bandera, sin destino más allá que el trazado por España. Este hombre lo entendió todo. Este hombre que peleó por España en África y que la defendió de Napoleón, lo entendió todo el día que puso pie nuevamente en Buenos Aires. Eligió la libertad.

Eligió pelear por ella, ponerse a su servicio y al servicio de un pueblo, y ese pueblo lo siguió, incluso más allá de su imaginación y hasta de sus fuerzas. La historia sólo recuerda un puñado de nombres. Pero la historia la hacen todos y todas. Nótese en el monumento, que el prócer está sobre el caballo con las dos patas delanteras en el aire, lo cual en la simbología de las estatuas representa a los caídos en combate y sin dudas todas y todos sabemos que no murió en combate.

En los monumentos dedicados al propio San Martín el caballo posee las 4 patas en el piso, representando su muerte por vejez. Este monumento que tenemos en nuestra plaza refleja lo que es para gran parte de Latinoamérica, la estatua no es en homenaje a él sino, a través de él, un homenaje a los soldados caídos en las gestas libertadoras sanmartinianas.

¿Quién construyó nuestra Nación? ¿Quién construyó nuestra Patria? ¿Quiénes son los hombres y mujeres que se rebelaron, que trabajaron y que forjaron el camino para todos? Son nombres perdidos los que siguieron a San Martín.

Son nombres perdidos los que curaron a los heridos, nombres perdidos los que un 25 de mayo salieron a la plaza, nombres perdidos los que un 9 de julio estaban en una casa en Tucumán. Todos esos nombres son nombres de revolucionarios, que trabajaron y que forjaron el camino. San Martín lo sabía: «No hay revolución sin revolucionarios”.

El trabajo no ha terminado, 200 años después, con la libertad ganada, con una bandera y un destino propio, debemos preguntarnos ¿Quién construye la Nación? ¿Quién construye la Patria? Ahora nos toca a nosotros. Seamos libres y lo demás no importa nada” concluyó.

Finalmente, y para dar cierre al acto, se realizó una colocación de ofrendas florales en su monumento y se despidieron las banderas de ceremonia.

Otras noticias


Noticias destacadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visitas:

7093256

Tipo de cambio



Noticias más vistas